Envío gratuito

Reveel Magazine

COLÁGENO, ¿QUÉ HACE POR TU PIEL?

COLÁGENO, ¿QUÉ HACE POR TU PIEL?

Una arruga no es más que un signo de expresión, que aparece y desaparece con el gesto, hasta que la falta de firmeza la marca dramáticamente. El deterioro del colágeno, proteína natural de nuestra piel, es el responsable de que estas líneas dinámicas, propias de las pieles jóvenes, se hundan, se marquen y se conviertan en arrugas estáticas, marcadas y permanentes, asociadas a la vejez.

EL COLÁGENO Y LA PIEL

El colágeno es la proteína más abundante en nuestro organismo. Constituye el 30 o el 35 por ciento de las proteínas presentes en nuestro cuerpo.

En la piel funciona como una proteína de andamio, ya que sus fibras serían como los cimientos de un edificio, las bases de un tejido firme y sin arrugas.

Para que nos hagamos idea, el 65 por ciento de la piel es agua. El resto está formado por minerales y por la matriz extracelular, una sustancia que tiene más del 70% de colágeno.

Está producido por unas células especializadas que se llaman fibroblastos. Ubicados en la mencionada matriz extracelular, tienen una vida larga y al contrario de otras células, no emigran, ni son sustituidas por otras.

Los fibroblastos trabajan sintetizando aminoácidos. Cada 1000 aminoácidos constituyen una cadena de polipéptidos y cada 3 cadenas forman una hélice de colágeno, que liberan a la matriz.

Una vez en la matriz, el colágeno se distribuye como fibras longitudinales, entrelazadas como los mimbres de un canasto. En caso de herida por ejemplo, vuelven a entretejerse para repararla de inmediato.

Estas fibras conforman un sólido andamiaje que sostiene células, tendones, cartílagos, articulaciones e incluso huesos, ya que el colágeno es como un pegamento que cohesiona el cuerpo, proporcionando un armazón que asegura el funcionamiento de órganos y miembros.

EL COLÁGENO Y LA DENSIDAD EN LA PIEL

Aparte de la firmeza y la tersura, el colágeno dota a la piel de densidad, una cualidad de la que no te das cuenta hasta que se pierde.

Si te fijas en la piel de un bebé por ejemplo, verás que es un tejido pleno, turgente y mullido. Es como si tuviera un cojín por debajo, que dota a la superficie de un volumen saludable.

Este relleno se va perdiendo con la edad, de forma paulatina y sutil. Aún está presente en la adolescencia y en la juventud, dotando al rostro de facciones redondeadas.

Solo la ignorancia ha puesto de moda la eliminación de las bolas de Bichat entre las mujeres más jóvenes, que en su deseo de afinar el rostro, no se percatan de la pérdida de colágeno con los años, justo la que afinará sus facciones sin necesidad de pasar por el quirófano.

El odiado moflete irá perdiendo volumen no solo por los cambios estructurales de los paquetes grasos, sino por la renovación cada vez más lenta del colágeno.

Entonces aparecen las arrugas y una cierta holgura cutánea va restando definición a las facciones. El surco nasogeniano se hunde y la mandíbula se desdibuja. La mejilla se desplaza  y los párpados se pliegan

Es en este punto frente al espejo, que la piel pide a gritos un efecto “plump”, voz elocuente acuñada por la cosmética, que todo el mundo entiende por hacer referencia al relleno perdido.

Colágeno y edad

CÓMO AFECTA LA EDAD AL COLÁGENO

El colágeno se fabrica y se destruye. Los fibroblastos lo sintetizan continuamente a lo largo de la vida para reparar y sustituir las fibras dañadas.

Su recambio de 15 días aproximadamente, es extremadamente lento si lo comparamos con los 2 ó 3 días que tarda en renovarse el ácido hialurónico en condiciones normales.

Su capacidad para sintetizar fibras nuevas decrece con la edad. Sin su aporte regular, el medio extracelular o matriz de soporte, se vuelve cada vez más denso, con una concentración aumentada de colágeno viejo.

La flacidez que deforma la piel se va abriendo paso de forma larvada y progresiva al mismo tiempo que desciende el número y la vitalidad de estos fibroblastos.

Milímetro a milímetro se va abriendo paso en la piel a partir de los 40 años, según un desequilibrio entre las tasas de renovación y las de destrucción de colágeno.

Fibras más rígidas y menos elásticas forman entrecruzamientos enrarecidos que dan lugar a las arrugas y… a los hoyuelos de la celulitis!!!! Sí; porque el colágeno lo perdemos en todo el cuerpo!

La pérdida progresiva del aspecto liso, elástico y turgente, propio de una piel joven, se manifiesta primero, allí donde la piel es más fina.

COLÁGENO Y COSMÉTICA

Colágeno y cosmética

El colágeno es una molécula de tamaño grande que se puede administrar por vía tópica, intradérmica y oral. La cosmética lo utiliza desde hace años, comprobando su efectividad para hidratar y alisar la superficie.

Su dificultad para penetrar en las capas profundas de la piel ha promovido el desarrollo de tecnologías para estimular su producción por parte de los fibroblastos.

Gracias a esta estrategia inducida, existen numerosas soluciones que promueven la producción de colágeno nuevo. Abarcan desde los láseres y la radiofrecuencia, a los principios activos con capacidad para poner la piel a trabajar.

Dentro de esta tendencia, enfocada en la activación de los mecanismos naturales de reparación, se sitúa el sistema que ha desarrollado  reveel by MedSkin Solutions.

Sus productos se basan en una tecnología que viene probando su eficacia desde 1960. Gracias a ella pone a nuestra disposición biomateriales como el colágeno, con propiedades originales intactas.

Es tan puro y efectivo, que la piel lo reconoce y asimila. Su método patentado, el Advanced Cryosafe Method, permite entregarlo al tejido sin parabenos, fragancias, siliconas ni conservantes, listo para absorberse sin reacciones adversas.

SÉRUM DE COLÁGENO EN SPRAY PARA LA CARA

Colágeno spray

Bajo este formato pulverizado, se presenta Collagen Serum Spray de reveel by MedSkin Solutions, un suero de colágeno nativo que además de hidratar al instante, deposita un filme que refuerza la barrera de la piel.

Sus diminutas gotitas de colágeno puro son propulsadas como una bruma refrescante, cuyo uso continuado disminuye las arrugas y estimula la renovación celular.

Recomendado para todo tipo de pieles, incluidas las masculinas con barba, las pieles deshidratadas o con acné, repone el colágeno que se pierde con la edad.

Tres pulsaciones son suficientes para cubrir la mitad superior e inferior del rostro, así como el cuello y el escote. De rápida absorción, es un valioso complemento que se aplica antes de la crema habitual o sobre el maquillaje, para refrescarlo y fijarlo a lo largo de la jornada.  

CONCLUSIONES

  • El colágeno es una proteína de andamio, el responsable de una piel turgente, firme y sin arrugas.
  • Está producido por los fibroblastos, células longevas que no emigran ni son sustituidas por otras.
  • Se distribuyen en la dermis como fibras longitudinales, entrelazadas como los mimbres de un canasto.
  • La plenitud cutánea se pierde a medida que el colágeno se deteriora. La falta de densidad y la holgura de la piel desfigura las facciones.
  • La flaccidez se va abriendo paso de forma larvada y progresiva, al mismo tiempo que desciende el número y la vitalidad de los fibroblastos.
  • Existen nuevas estrategias que promueven la producción de colágeno nuevo. Desde láseres y radiofrecuencia, a principios activos con capacidad para poner la piel a trabajar.
  • La tecnología patentada de reveel by MedSkin Solutions permite la entrega en la piel de colágeno nativo puro, con sus propiedades originales intactas.
  • Su suero en spray (Collagen Serum Spray) pulveriza microgotas de colágeno nativo, cuyas moléculas son reconocidas por la piel como propias.
  • Recomendado para todo tipo de pieles, repone el colágeno que se pierde con la edad, hidrata la superficie y refuerza el efecto barrera de la capa córnea.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados